¿Por qué castañeamos los dientes?

En la clínica dental Asensio Odontología Avanzada queremos responder a preguntas que pueden surgir en nuestros pacientes. Una de ellas, debida sobretodo al tiempo durante estas fechas de invierno, se refiere a cuando castañeamos los dientes. ¿Por qué lo hacemos?

El frío es causa inmediata del castañeo de los dientes. Cuando la temperatura exterior al cuerpo humano es baja, aproximadamente menor a 8 grados Celsius, nuestro organismo actúa de diversas formas para evitar la pérdida de calor.

Cuando la temperatura ambiental es baja, los receptores del frío (presentes en nuestras piel) envían un impulso al hipotálamo. El hipotálamo es un órgano que cumple la función, entre otras cosas, de controlar nuestra temperatura corporal.  Es el hipotálamo el que envía una señal a todo el organismo, produciéndose una serie de acciones para evitar la pérdida de temperatura corporal.

  1. Cuando tenemos frio, el cuerpo se prepara para proteger aquellas partes más vulnerables. Los vasos sanguíneos de la piel se dilatan, y la sangre fluye menos por las extremidades. Como resultado, la sangre caliente se acumula en nuestros órganos vitales.
  2. Erizamos el vello corporal. Actualmente, esta acción es un vestigio de nuestros antepasados. Mediante su capa de pelaje, erizar el pelo les permitía protegerse mejor del frío.
  3. Elevamos la frecuencia cardíaca. El cuerpo, al margen de protegerse del frío, también intenta generar calor de forma activa, tensando los músculos y elevando la frecuencia cardíaca.

Por último, si el frío es demasiado acusado, los músculos empiezan a contraerse involuntariamente. Así, nos ponemos a tiritar. A medida que tiritamos, el calor vuelve a producirse en el organismo. De esta forma, el castañeo de los dientes es un efecto involuntario de nuestro organismo para producir calor corporal.

En Asensio Odontología Avanzada esperamos haber resuelto tus dudas. Ante cualquier duda, puedes contactar con nosotros sin ningún compromiso.