Las muelas del juicio

La operación para extraer las muelas del juicio es una de las más sencillas que existen actualmente. Gracias a la tecnología y los avances en las técnicas de extracción, está operación quirúrgica es muy rápida y el paciente prácticamente no tiene tiempos de recuperación. Dependiendo de la posición inicial de las muelas del juicio en el paciente la extracción será más o menos molesta para el paciente, pero todos los casos el paciente queda sorprendido por la rapidez y lo indoloro del tratamiento.

En Asensio Odontología Avanzada realizamos este procedimiento en nuestra propia clínica, debido a que disponemos de dos quirófanos completos para este tipo de operaciones.

En algunas ocasiones, nos encontramos con pacientes que debieron operarse años atrás por recomendación de su dentista. Al cabo del tiempo han desarrollado una serie de problemas en su boca que han de resolver con urgencia. De esta forma, en la clínica dental Asensio resolvemos las complicaciones de forma efectiva, que pueden ser:

Las infecciones son número 1 en cuanto a problemas ocasionados por no operarse las muelas del juicio son las infecciones derivadas. Cuando una muela del juicio no sale en la posición adecuada puede generar una infección, que ha de tratarse previamente a la operación con el paciente. Otro problema de mayor gravedad es cuando generamos quistes alrededor de las muelas del juicio. Esta situación, más común de los que pueda parecer, sucede en pacientes que debieron operarse muchos años atrás. Se forman quistes adheridos al hueso que han de extraerse, lo que añade un plus de complicación en la operación. Sin embargo, en Asensio Odontología Avanzada contamos con grandes profesionales, ya expertos en resolver este tipo de operaciones. Combinado con aparatología médica de vanguardia, la precisión de nuestros dispositivos y unas instalaciones exclusivas para la clínica, consideramos que es la clínica dental ideal para realizar este tipo de operaciones.