Extracción de las muelas del juicio

La extracción de las muelas del juicio es una de las operaciones más comunes que existen en Odontología. Sin embargo, muchos pacientes se preguntan si realmente es indispensable retirar las muelas del juicio. En clínica dental Asensio queremos explicarte por qué tenemos muelas del juicio y la razón de la mayoría de las extracciones.

¿Por qué tenemos muelas del juicio?

Las muelas del juicio responden a una razón estrictamente evolutiva. En la antigüedad, cuando llegábamos a la edad adulta, aparecían las muelas del juicio como refuerzo a las muelas antes presentes. Su finalidad era la de tener una mayor capacidad masticatoria y potencia para estirar los alimentos con la boca.

¿Por qué las muelas del juicio causan tantos problemas?

Huelga decir que tras el paso del tiempo las muelas del juicio se han vuelto innecesarias. Ahora consumimos alimentos mucho más blandos (como la carne cocinada) que no requieren la masticación de las muelas del juicio. Sin embargo, la razón por la que dan tantos problemas es la siguiente: mientras que nuestra mandíbula ha encogido con el paso de miles de años, las muelas del juicio siguen desarrollándose. La consecuencia es que no tenemos espacio en la boca para más molares, y esto suele provocar problemas.

¿Qué problemas pueden provocar las muelas del juicio?

Por un lado, como las muelas del juicio no salen correctamente van a provocar rozaduras e inflamaciones en la boca. Si el dolor y la inflamación no remiten, esto puede derivar en una infección en la boca. Al mismo tiempo, con el paso de los años y un crecimiento indebido, se pueden generar quistes en el interior de la boca.

 

En Asensio Odontología Avanzada realizamos un estudio previo del paciente para comprobar si es aconsejable extraer las muelas del juicio. Lo hacemos a través de una primera consulta  gratuita, donde realizamos un diagnóstico, escáner 3D, radiografía digital y plan de tratamiento personalizado.