¿Debería quitarme las muelas del juicio?

Extraer las muelas del juicio es uno de los tratamientos que realizamos en Asensio Odontología Avanzada. Se trata de una operación quirúrgica muy sencilla que realizamos en la propia clínica dental, puesto que disponemos de dos quirófanos completos.

Sin embargo, a muchos pacientes les surge la duda sobre si deberían quitarse realmente las muelas del juicio. Esto pasa porque en ocasiones, aunque la muela está mal ubicada, inclinada hacia un lado o hacia delante o atrás y no puede salir al exterior, no causa dolor en los pacientes. Ya hablamos en un post anterior sobre si las muelas del juicio pueden mover los dientes. Y la conclusión fue que no poseen suficiente fuerza como para desplazar la dentadura. Sin embargo, existen otras razones, al margen de las molestias o del desplazamiento dental para quitarse las muelas del juicio.

Infecciones: Las infecciones son la causa número 1 de problemas que nos enfrentamos en esta afección. Cuando la muela no crece debidamente se puede generar una infección, desde leve a grave, que dificulta la operación y causa mayores molestias para el paciente.

Quistes: Con el paso de los años, es posible que se formen quistes adheridos al hueso que se deben extraer. Esto naturalmente hace la recuperación más complicada para el paciente, aunque en todo caso dependerá de la situación de cada uno.

En Asensio Odontología Avanzada recomendamos siempre realizar un estudio en el paciente para averiguar si necesita o no una operación de las mueles del juicio. En la propia clínica dental ofrecemos una primera consulta gratuita donde averiguarlo. En la consulta, emitiremos un diagnóstico en base a un escáner 3D y radiografía digital, ambos procedimientos seguros y muy precisos. Así, sabremos con seguridad cuál es la mejor solución para ti. No dudes en contactar con nosotros.