Consejos sobre el cepillado

¿Sabías que con un buen cepillado de dientes podrías mejorar tu salud bucal? No somos del todo conscientes de lo que puede llegar a significar lavarse los dientes correctamente y podemos llegar a no prestarle del todo atención, pero tiene más de la que creemos. Los especialistas informan que más del 70% de la población realiza su lavado bucal de forma mecánica sin ser conscientes de lo que esto supone. 

El equipo de la Dra. Lucía Asensio te da unos consejos para cepillarte adecuadamente y lograr que tu sonrisa sea sana:

  • Exterior: Coloca el cepillo de manera horizontal y realiza movimientos verticales, de arriba abajo, tanto en los dientes inferiores como superiores.
  • Interior:
    1. Coloca el cepillo de manera horizontal y realiza el cepillado desde la encía barre hacia afuera.
    2. Prestar máxima atención a la placa bacteriana. Cepillar con movimientos circulares los dientes y muelas 
    3. En la lengua se acumulan las bacterias. Es importante no pasarla por alto y también cepillarla. Algunos cepillos cuentan en la cara exterior con un limpiador de lengua.

Otras recomendaciones:

  • Utiliza cepillos de dientes con celdas de nylon suaves para evitar dañar el esmalte de tus dientes.
  • Cambia tu cepillo cada 3 meses.
  • Utilizar pasta de dientes, enjuague bucal e hilo dental.
  • Realizar cepillado entre 2-3 minutos.
  • Pregúntale a tu dentista o higienista cuál es la pasta dental que se adapta a tus necesidades  

 

Cada boca es un mundo, las hay más sensibles y menos. Por ello es necesario saber qué tipo de cepillo se adapta mejor a nuestras necesidades para evitar dañar nuestra boca y ayudar a mejorar nuestra salud bucal (*todos los cepillos están compuestos de cerdas de fibras sintéticas*):

  • Duro: Las cerdas son más fuertes y rígidas. Recomendable para bocas sanas, fuertes y bien cuidadas, ya que no son tan sensibles y la dureza del cepillo no podría afectarle. Hay que tener en cuenta no ejercer mucha fuerza en el cepillado ya que podríamos dañar el esmalte.
  • Medio: Recomendable para bocas con buena salud bucodental. Aunque este tipo de bocas no podría soportar las cerdas duras.
  • Suave: Recomendable para bocas que tienen una mayor sensibilidad o se hayan realizado una cirugía dental . Los cepillos duros y medios podrían dañar el esmalte y producir daños en las encías al realizarse el cepillado.

 

Sabiendo ya cómo cepillarnos, podremos seleccionar el tipo de cepillo de dientes que cumple con nuestras necesidades según la sensibilidad de nuestra boca. Podremos encontrar los siguientes:  

 

  • Convencional: Se trata del cepillo dental que se usa comúnmente formado de 3 a 4 filas de cerdas de fibra sintética.
  • Periodontal (sulcular o crevicular): Compuesto por dos tiras de cerdas. Se utiliza en casos de inflamación gingival y es recomendable en niños con ortodoncia fija
  • Eléctrico: El cepillo eléctrico tiene 3 tipos de movimiento horizontal: alternado, vertical arqueado o vibratorio. Su eficacia es la misma que un cepillo convencional
  • Interproximales: Recomendado en personas que tengan un mayor espacio entre diente y diente.

 

Pide tu cita con nosotros y ponte en manos del equipo de la Dra Asensio, equipo especializado en salud y estética dental, para obtener los mejores consejos sobre cepillado dental en Asensio Odontología Avanzada.

Estaremos encantados de resolver todas tus cuestiones y ayudarte en todo lo posible para que luzcas una sonrisa sana sin ninguna preocupación.

¡Ven a visitarnos!