El bruxismo no está en nuestros dientes

El bruxismo es una de las afecciones que más crece en la época en la que nos encontramos. Para aquellos que aún no conozcan esta afección, se trata del clásico apretar y rechinar los dientes mientras dormimos, de forma inconsciente. Lo que puede parecer un problema leve devenido de la ansiedad, nos trae consecuencias fatales a largo plazo:

Daños irreparables en el esmalte dental. Conservar el esmalte dental es vital para la salud de nuestros dientes. Hay que tener en cuenta que el esmalte no se regenera por sí mismo, así que cualquier daño producido en esta capa protectora es irreparable por sí mismo. Las consecuencias de esto son muchas y variadas. La más leve es un incremento de la sensibilidad dental, pero también quedamos desprotegidos frente a los microorganismos. Esto significa que aumentamos el riesgo de contraer enfermedades como caries.

Rotura dental. Con el paso del tiempo, el bruxismo se vuelve una afección grave, cuyas consecuencias pueden verse a simple vista. El largo de nuestros dientes empieza a disminuir, como consecuencia de que poco a poco vamos puliendo los dientes.  Al cabo de un tiempo, nos encontramos con unos daños irreparables, que han de resolverse mediante implantes dentales u otras técnicas avanzadas.

En Asensio Odontología Avanzada abordamos el bruxismo dental desde una perspectiva holística. Por un lado, necesitamos procurar al paciente una solución inmediata al problema, ay esto no es más que una férula especial de descarga nocturna. Gracias a ello, los dientes quedan protegidos durante la noche y no sufren desgaste. Las férulas de Asensio se realizan a medida del paciente para que sean muy cómodas y el paciente no las note.

Además, en Asensio contemplamos el origen del problema del bruxismo dental, que no es otro que el estrés y la ansiedad del paciente. Escuchamos a nuestros pacientes para ofrecerle una solución a largo plazo, controlar su ansiedad y estrés y hacerle sentir mejor durante la noche.